“Tú decides si quieres vivir tu vida como si todo fuera normal, o como si todo fuera un milagro”, Albert Einstein.

Ese momento de darme cuenta….volviendo a nacer

Han pasado ya 10 días desde el último curso de Enfoque Meníngeo, esa prodigiosa técnica ideada por José Luis Pérez Batlle, que no es otra cosa que la evolución natural de la Terapia Cráneo-Sacral. De hecho, está amparada por el Instituto Upledger, lo que certifica de alguna manera su enorme valor dentro del campo de las terapias manuales, donde necesariamente se va a hacer hueco con fuerza.

No es en balde que cada vez en España se vaya escuchando más el nombre de Enfoque Meníngeo cuando nos referimos al necesario trauma del parto y a las tensiones generadas en el bebé durante su estancia en el útero materno. Pero me estoy alejando del tema, ya que quiero hablaros únicamente de mi experiencia personal. Diez días he tardado en ser capaz de hacerlo… Reflexionando, sintiéndome, dándome cuenta…

El 2º módulo de Enfoque Meníngeo, que es el que he tenido la suerte de disfrutar y compartir con mis compañeros, está centrado en el momento en el que el bebé pasa o no por el canal del parto y las tensiones que eso genera. Las cargas que soportan los parietales y como se manifiestan en la articulación temporomandibular, conceptos como el tratamiento del cono medular, etc.

Dado que mi nacimiento se produjo por cesárea y andaba yo enredada y liada en una doble vuelta de cordón, ese era mi curso, “era mi momento”. Se me presentaba una gran oportunidad de sanar y liberar mi cuerpo de esas tensiones sufridas entonces y recibir el estímulo que me faltó al ser privada de un parto vaginal.

Fui a Granada nerviosa y feliz ante lo que estaba por acontecer y que ya preveía, aunque no me imaginaba, ni por asomo, la inmensidad del cambio que en realidad iba a suponer en mi vida y en mi día a día.

Desde que comenzó mi andadura por la osteopatía y sus diferentes vertientes, he ido trabajando mi mandíbula, pero mi mordida no terminaba de corregirse y me daba la impresión de que mi temporal era como una puerta oxidada que chirriaba, podía escuchar dentro de mi ese chirriar, ese crujido del hueso, que me ponía los pelos de punta y que solo desaparecía al provocarme un still point en el occipital. Ya hasta me había acostumbrado y de mi mala mordida ni me daba cuenta, hasta que llegué a Granada, claro está. Fijaros en mi mordida:

Se puede apreciar perfectamente, en la parte derecha de la imagen, como mi mordida ni existe, vamos, sobre todo en el lado derecho, en el que brilla por su ausencia.

40 minutos después y un tratamiento de parietales de por medio… Éste fue el resultado:

¿Qué decir si las imágenes hablan por si solas?

40 minutos de tratamiento y cambios en mi mandíbula que todavía perduran, cuando las manipulaciones osteopáticas que me habían realizado hasta el momento duraban sus efectos, como mucho, 1 día…

¿No os parecen revolucionarios los conceptos y maneras de trabajar que propone José Luis Pérez Batlle? No se trata de palabrería barata, no necesita de publicidad, los resultados están ahí y ellos solos hablan. He de decir, que mis dientes se sienten muy, pero que muy agradecidos.

La otra técnica que ha marcado un antes y un después en mi vida, fue el tratamiento del Cono Medular y su relación visceral y diafragmática. El descubrir, algo muy lógico cuando te das cuenta, que para solucionar los problemas viscerales no hay que recurrir a las vísceras (a no ser en algunos casos muy particulares), sino al sistema nervioso que las inerva ya supuso en mi la apertura no de una puerta, sino de un portón. Y es que son tantas las tensiones generadas desde craneal y caudal hacia esta pequeña porción del cuerpo humano que es el cono medular, del que parten hasta veinte raíces nerviosas, que provoca problemas dispares y variados como mal retorno venoso, ginecológicos, de próstata, digestivos, intolerancias y un largo etcétera. De todos modos, como teoría estaba bien, pero tenía que comprobarlo por mi misma, así que ese mismo día me fui a cenar fuera y elegí como menú la comida que peor me sienta, de hecho, me provoca o provocaba ardores de estómago y reflujo. Y cual fue mi sorpresa cuando vi que me sentaba estupendamente…

Pensaba yo entonces que hasta ahí los beneficios que obtuve de este tratamiento, pero hoy es mi 2º día de regla. Normalmente, al tener un ovario poliquístico, tengo menstruaciones dolorosas y con sangrado abundante, acompañadas de un “cuerpo escombro” que ni decir tiene me hipotecaba bastante mi vida durante estos días. Pues bien, a día de hoy y por primera vez desde que menstruo, tengo mucha energía, he salido a correr, no hay dolor ni inflamación y estoy como si fuera otro día cualquiera…

¿Más cambios? Síiiii, aunque no quiero aburriros mucho mas, pero en estos días de sentirme he notado como mi cansancio crónico ha desaparecido, ya no me arrastro a las tardes buscando la cama para echarme una larga siesta. Me encuentro vital, con una energía que no había sentido nunca… Gracias!!!!!! Gracias José Luis, por todo lo que nos das y aportas… Tenemos mucho que agradecer todos a ese alma inquieta que eres. ¡¡Gracias Fernando Barea!!, siempre atento y dispuesto. ¡¡Has tenido mucho que ver en mi nacimiento!! ¡¡Gracias Antonio Castillo!!, siempre incansable e imparable, aunque esa tensión ande dando algo de guerra y, por último, gracias al Doctor John, que ha hecho que todo esto sea posible.

Me ha supuesto tanto este curso, que es un suma y sigue del anterior y que lo será del siguiente, que no sé si habré sido capaz de transmitíroslo a través de este artículo. Sólo añadir que si queréis saber más contactad con el Instituto Upledger España o, si estáis por Bilbao o cerca, estaré encantada de contaros más en persona o trataros con Enfoque Meníngeo para que podáis experimentar por vosotros mismos, ya que como bien dice José Luis, es fácil de aprender, difícil de creer.

Y recordad…

“Tú decides si quieres vivir tu vida como si todo fuera normal, o como si todo fuera un milagro”, Albert Einstein.

Written by :

Subscríbete a nuestro boletín

TE INFORMAREMOS DE NOVEDADES Y PRÓXIMOS CURSOS

APÚNTATE

No hacemos spam ni cedemos tus datos a terceros